El riesgo del tipo de cambio en la exportación ¿Cómo enfrentarlo?

by - 6/24/2016


Uno de los principales retos del comercio internacional es lidiar con la volatilidad del precio de una divisa en particular. En ese sentido, conozca los sistemas financieros que le ofrece el mercado.

El exportador puede hacer el cálculo en su moneda nacional, en nuestro caso el sol. Con frecuencia, sin embargo, el precio se está cotizando a un cliente extranjero. Por esta razón, puede suceder que se solicite que la oferta sea realizada en otra divisa o moneda.

La cadena de precios puede hacerse, por tanto, en nuestra moneda nacional o en cualquier otra divisa.

Hay que tener en cuenta que cuando se calcula y se ofrece en otra moneda, puede existir un riesgo determinado por la variación en el tipo de cambio entre las monedas.

Por lo tanto, debemos tener presente en todo momento esta posible variación y eventualmente calcular lo que puede ser el costo de aseguramiento a tiempo de la divisa de la que estemos efectuando el cálculo.

Afortunadamente, existen instrumentos financieros que permiten mitigar los movimientos adversos del tipo de cambio. Uno de estos es el denominado forward de monedas.

Forward de monedas

Un forward de monedas es un contrato entre el banco y una empresa en el que se acuerda la compra - venta de moneda extranjera a futuro, a un tipo de cambio pactado de antemano. En caso la empresa realice operaciones de exportación con el forward, tiene la seguridad de recibir a futuro un flujo de efectivo en soles seguro, sin importar cómo se haya comportado el tipo de cambio en ese lapso. Si bien en teoría no hay montos mínimos para pactar un contrato forward, algunos bancos ponen un monto mínimo para poder cerrar estas operaciones.

Igualmente, es importante mencionar que una empresa que exporta debe contratar un forward de compra de dólares. La razón es simple: si se tiene en cuenta que la operación se hace desde el punto de vista del banco, este tiene, ahora, la obligación de comprarle sus dólares.

Tipos de forward

Existen dos maneras de liquidar este tipo de contratos: la primera es denominada Delivery Forward (DF), y la segunda es llamada Non Delivery Forward (NDF).

En la modalidad DF, al vencimiento el comprador y el vendedor intercambian las monedas según el tipo de cambio pactado. Mientras, en la modalidad NDF, al vencimiento del contrato se compara el tipo de cambio spot contra el tipo de cambio forward, y el diferencial en contra es pagado por la parte correspondiente.

Ejemplo de cómo liquidar los forward

La empresa La Norteña, exportadora de calzado, ha pactado la venta al crédito con un cliente en Estados Unidos de un contenedor de zapatos de cuero para hombre por la suma de US$ 70,000 a 60 días.

Sin embargo, Diego, el encargado del área de exportación, está preocupado, pues piensa que a 60 días el precio del dólar puede ser menor que el vigente al día de hoy.

Como siempre, Diego recurre en la persona que más confía, su compadre y le cuenta su preocupación. “No hay problema”, le dice este, “pacta un forward de monedas con cualquier banco y asunto arreglado”.

Es así que Diego se dirige al Banco COMEX y, a fin de eliminar la volatilidad del tipo de cambio, contrata un forward de compra Delivery Forward a 60 días, que le permitirá cambiar los dólares recibidos a S/ 3.30 por dólar. Pasados los 60 días, Diego tiene la obligación de ir al banco a vender US$ 70,000 y el banco tiene la obligación de comprar esa cantidad al tipo de cambio previamente pactado (S/ 3.30/US$). Si el tipo de cambio spot (el vigente ese día) está fijado en S/ 3.10/US$, Diego habrá evitado perder S/ 14 mil dólares (S/ 217 mil soles, que hubiese recibido en el mercado spot, menos S/ 231 mil soles que recibió del banco al ejecutarse el forward).

Panorama adverso y pérdidas grandes

¿Pero qué hubiese pasado si el tipo de cambio spot hubiese estado en S/ 3.50/ US$? En ese caso, Diego hubiese dejado de ganar S/ 14,000 (S/ 245,000 - S/ 231,000). Sin embargo, hay que tener en cuenta que con el forward contratado se anuló el riesgo del tipo de cambio y Diego pudo proyectar sus ingresos y margen con total certeza.

Entonces, podemos resumir que bajo la modalidad Delivery Forward, también conocida como forward por entrega física, Diego se compromete a entregar la totalidad de los US$ 70,000 pactados en el contrato y el banco se compromete a pagarle S/ 231,000 (producto de comprar los US$ 70,000 a S/ 3.30 por dólar). Pero si se pactó un Non Delivery Forward, al que también se le conoce como Forward por compensación, y bajo el supuesto de que el tipo de cambio spot este en S/ 3.28 / US$, Diego sólo recibe S/ 1,400 del banco (S/ 0.02 x US$ 70,000, siendo S/.0.02 la diferencia entre el tipo de cambio spot y el tipo de cambio forward). Por otro lado, y en caso que el tipo de cambio spot se haya situado en S/ 3.5 0, Diego hubiese tenido que pagarle al banco S/. 14,000 (S/.0.2 x US$ 70,000, donde S/.0,2 es la diferencia entre el tipo de cambio spot y el tipo de cambio forward).

En conclusión, ya sea que haya pactado la modalidad DS o NDS, en realidad, lo que ha hecho la empresa La Norteña es fijar el tipo de cambio futuro a fin de conocer el día de hoy con exactitud su flujo de caja real a 60 días. En ese sentido, la empresa ha eliminado la posibilidad que la variación en el tipo de cambio perjudique sus resultados financieros.

Si necesitas asesoría sobre exportación puedes contactarme a través del siguiente formulario online conmigo. También puedes comunicarte escribiéndome a martinmondragon@outlook.com con asunto asesoría de exportación.

Este artículo fue publicado originalmente en Cash Nº 61 Suplemento de Economía y Negocios del Diario La Industria de Trujillo, La Libertad.

You May Also Like

0 comentarios