Estimado empresario de la pequeña y mediana empresa

by - 2/03/2015

La exportación requiere de preparación, esfuerzo, dedicación y aprendizaje.
El 2014, se presentó como un año caótico para el comercio internacional, esto debido a hechos como: la caída de los precios de los minerales e hidrocarburos, el veto a Rusia y una recesión en las economías de América Latina; asimismo, este año no se caracterizó por ser un buen año para nuestro comercio exterior. De esta manera, el Perú registro ventas alrededor de US$ 378 mil millones.

Además, a dos años de haber finalizado el PENX 2003 - 2013, con su visión "Perú, país exportador de una oferta de bienes y servicios con valor agregado, competitiva, diversificada y consolidada en los mercados internacionales; reconocido internacionalmente como destino turístico sostenible; donde el Comercio Exterior y el Turismo contribuyen a la inclusión social y a mejorar los niveles de vida de la población". Muchos de ustedes se preguntaras si se logro lo mencionado, y aun mas que se espera del PENX 2005 - 2015 ¿Cual sera el nuevo camino exportador del país?. Dicho esto, escribí este mensaje a nuestros empresarios de la pequeña y mediana empresa (Pyme), con el objetivo de hacer recordar que exportar requiere de información, planificación, paciencia y ante todo ser fiable para el cliente extranjero, recuerden no solo exportamos productos, exportamos al Perú.  Finalmente espero la presente información sea objeto de referencia a la comunidad exportadora del país.

Estimado empresario de la pequeña y mediana empresa (Pyme) que comienza a dar sus primeros pasos hacia el exterior, existen algunos conceptos que usted no debe dejar de considerar al momento de exportar, si bien éstos no son absolutos, fueron adquiridos en base a la experiencia de empresarios que decidieron sentar precedentes en lo que respecto al sector exportador peruano se refiere.

Usted representa mucho más que su persona y su empresa. Representa a su país. Este concepto es fácil de olvidar aunque todos quiénes pretendemos vender nuestros productos en el exterior lo tendríamos que tener como parte esencial de nuestra actividad exportadora.

Actúe como le gustaría que actué un proveedor con usted y podemos asegurarle que dentro de unos años, la visión que empresarios de cualquier parte del mundo tendrán de los empresarios peruanos será mucho más favorable al momento de realizar negociones con el exterior.

Nunca se deje llevar por lo que le ocurrió a un empresario amigo. Si es del sector y fabrica lo mismo que usted, escuche, escuche y escuche mientras le cuenta lo mal que le fue en determinado mercado y no deje de realizar un estudio sobre ese mercado de inmediato.

Lamentablemente, la falta de recursos disponibles para las pymes peruanas, obliga a creer ciegamente en lo que nos cuentan y más aún cuando eso que nos cuentan es lo que queríamos oír. La realidad es que el empresario de la pequeña y mediana empresa debe creer que actualmente esta actividad funciona de modo diferente y no debe ser sometida a improvisaciones que culminan en ineficiencia, baja productividad, elevado costos ocultos, baja rentabilidad y, en muchos casos, pérdidas operacionales, etc.

La exportación depende de varios factores entre los que podemos citar los siguientes:
  • Costo y calidad, confía en tu producto, dale un valor agregado y detalla las ventajas del producto.
  • Atención a la calidad del producto, sin dejar de lado el precio.
  • Normatividad, Cada país cuenta con especificaciones técnicas y certificaciones propias al respecto.
  • Disciplina, orden, reglas y organización.
  • Oportunidad, estar en el lugar oportuno en el momento oportuno, participa en ferias y/o misiones.
  • No improvisar. Informarse, conocer sobre nuestro mercado objetivo y nuestro potencial comprador.
  • Capacitación, cuantos idiomas hablas y/o sabes cómo negociar con cada país, y si no, cuentas con personal con este perfil en tu empresa.
Mencionado lo anterior, exportar no es una tarea fácil pero tampoco es algo extremadamente difícil de lograr. Como en cualquier negocio se requiere de preparación, esfuerzo, dedicación y aprendizaje, pero lo más importante es tener una ACTITUD POSITIVA.

Extraído de la revista CAMEX Enero 2015: goo.gl/GX8Tku

You May Also Like

0 comentarios