Novedades

recentposts

La carta de crédito en las operaciones de exportación

La carta de crédito no solo asegura el pago de la operación sino, brinda liquidez al exportador si es necesario
La globalización tiene una relación directa con los negocios internacionales, vemos claramente que cuando las económicas crecen, también crece el comercio entre países, de igual forma en época de crisis el intercambio comercial se ve afectado por esta situación.

En el actual contexto internacional, las empresas deben ser cada día más competitivas ofreciendo productos y servicios de acuerdo a las necesidades, tendencias y gustos de los consumidores, con el objetivo de crecer en ventas, ganar cuota de mercado y mantener niveles de rentabilidad adecuados.

En la práctica cuando un exportador peruano negocia con un potencial comprador ya sea del Asia, Europa o Norteamérica le resulta muy difícil obtener que estos emitan a su favor cartas de crédito aduciendo incremento en los costos de la transacción, por ello es muy importante saber cómo negociar con su cliente el medio de pago más favorable para ambos.

En general, las partes que intervienen en un contrato de compraventa internacional son conscientes de que el pago puede verse condicionado por diversos factores, como la confianza existente entre las partes comerciales, sus necesidades de financiamiento y posiblemente por regulaciones de carácter legal respecto al comercio o al control de cambios. 

Actualmente existen diversos medios para realizar transacciones comerciales internacionales, y uno de los métodos de pago más utilizados es el crédito documentario o carta de crédito, que nació como un medio de pago de mercancías o servicios donde el banco emisor ofrece su propio crédito y prestigio en el lugar del crédito del comprador.

Al igual que se necesita asegurar el pago de las exportaciones, también existe la necesidad de conseguir fondos para el financiamiento de las ventas al exterior.

La variedad de formas que puede tomar este financiamiento, varían dependiendo del ciclo productivo de la empresa, pudiendo necesitarse los recursos para adquirir envases, insumos y materias primas, almacenar la mercadería, contratar los fletes, etc. 

Se pueden encontrar una gran variedad de formas para financiar las ventas al exterior, las cuales se van generando dentro de las negociaciones entre la empresa y el cliente del exterior. 

En algunos casos, se puede conseguir financiamiento directo del comprador, el cual se hace efectivo a través de las cartas de crédito que este pueda abrir a favor del exportador, y pueden ser bajo los términos denominados Cláusula Roja y Cláusula Verde. 

La primera, posibilita un adelanto de efectivo, amparado por las condiciones estipuladas en la carta de crédito y se entrega al exportador a la presentación de un simple recibo. La Cláusula Verde, por su parte, adelanta efectivo contra la presentación del recibo y el endoso de un warrant, más el certificado de depósito en donde se evidencia que, la totalidad o parte de la mercadería a ser exportada, se encuentra almacenada como garantía. 

La carta de crédito cubre dos puntos de las operaciones comerciales, por un lado reducen los riesgos de incumplimiento de pagos y por otro lado proporcionan la cobertura de la brecha de liquidez por la diferencia entre producción, transporte y entrega de bienes comercializados internacionalmente. 

El uso de la Carta de Crédito es recomendable, pues el importador no puede modificar o anular las condiciones del documento sin consentimiento del exportador. 

Finalmente debemos tener muy claro que el desarrollo del sector exportador y la facilitación del acceso al crédito a las exportaciones no es una tarea única del sector privado sino que debe ser una acción conjunta con el sector público, dando los lineamientos, las herramientas y medidas que estén enfocadas en generar mayor competitividad del sector exportador.

Esto involucra toda la cadena, vale decir mejora en los servicios portuarios y transporte aéreo, marítimo y terrestre, mejora y facilitación en Aduana, mejora en la legislación, estabilidad macroeconómica. Si logramos seguir mejorando en estos aspectos, seguramente la banca naturalmente podrá otorgar cada día mayores y mejores productos y servicios que permitan el acceso al crédito o financiamientos de las empresas exportadoras del país.

Este artículo fue publicado originalmente en Cash Nº 31 Suplemento de Economía y Negocios del Diario La Industria de Trujillo, La Libertad.
La carta de crédito en las operaciones de exportación La carta de crédito en las operaciones de exportación Reviewed by Anónimo on 1/25/2016 Rating: 5

No hay comentarios:

Sora Templates